¿Qué es el Glutation?

En una definición corta podemos decir que es «el antioxidante maestro», la sustancia que más requiere las células del cuerpo y por tanto uno de los protagonistas de nuestro cuerpo que más descuidamos y sus niveles pocas veces son analizados por los médicos en sus consultas.

El glutation es el responsable de la recuperación de nuestro cuerpo en cualquier evento que nos pueda llegar a dar durante nuestra vida adulta como enfermedades virales, rompeduras de huesos, cirugías, contaminación de sustancias tóxicas (venenos) o incluso es el más indispensable en caso de quimioterapias.

Es decir, los pacientes que llevan afectados más largo tiempo por una enfermedad de cualquier tipo son los que más bajos tienen sus niveles de glutation.

A pesar de ser uno de los componentes más importantes del cuerpo, aun los investigadores están determinando la forma en que podemos obtener este antioxidante y ayudar de esta forma a que nuestro sistema inmunológico se mantenga estable y en buenas condiciones.

Sin glutatión nuestras células no pueden llevar a cabo sus actividades de forma óptima. Es uno de los componentes más importantes para evitar enfermedades de todo tipo, especialmente las que puedan llevar a un degeneramiento de las células como el cáncer en cualquiera de sus manifestaciones o el Alzheimer o el mal de Parkinson.

Debido a su amplia gama de propiedades terapéuticas y preventivas es muy importante evitar que los niveles de glutatión decaigan o que estén por debajo de su nivel óptimo. Especialmente durante una enfermedad puesto que la propia enfermedad agotará las reservas naturales de glutatión en el cuerpo.

La función principal del glutatión es proteger sus células y las mitocondrias del daño oxidativo y peroxidación, es decir, ayuda a que las células se mantengan más activas y fuertes. La regulación del metabolismo del glutatión “podría ser una parte fundamental en cualquier estrategia para proporcionar una salud”.

Principales funciones del Glutation

El glutatión es una proteína que es producida por el cuerpo y protege a cada célula, tejido y órgano de los radicales libres y de las enfermedades. El glutatión está formado por tres aminoácidos: glicina, glutamato y cisteína.

En dónde más se refleja su acción es en el sistema inmunológico y es considerado el principal desintoxicador del organismo. Es tan importante tener altos nuestros niveles de glutatión que nos ayuda a reparar las células dañadas por el estrés, la radiación, la contaminación y algunas enfermedades derivadas del ambiente.

Cuando nos intoxicamos, los médicos aplican esta sustancia por su acción detoxificante, sobre todo a nivel hepático y renal. El mecanismo por el cual se lleva a cabo este efecto, es mediante la conjugación de productos para que sean eliminados. Además, debido a su estructura química, ayuda a reducir los agentes oxidantes al donar un electrón, por lo que es un gran antioxidante.

Por otro lado, su papel sobre el sistema inmunológico es muy importante, al modular la respuesta de los linfocitos frente a sustancias extrañas para nuestro organismo, aumentando la producción de citoquinas y por lo tanto, favorece una mejor defensa contra las enfermedades.

Glutation en el organismo

Cada día el cuerpo está expuesto a numerosos factores que suponen que hacen que nuestras sus reservas de glutatión caigan: estrés, contaminantes, radiaciones (radio, celular, ondas varias), infecciones, bacterias (calle y transporte público), lesiones, fármacos, alimentación inadecuada, envejecimiento (a todos nos pasa), deporte, etcétera.

Todos estos factores estresantes provocan que las cantidades de glutatión que produce nuestro cuerpo endógenamente se reduzcan, por lo tanto estamos más predispuestos a la aparición de daños celulares, envejecimiento y, a largo plazo, diversas enfermedades.

Cuando estamos deprimidos, nuestro nivel de glutatíon también es bajo en nuestro organismo.

Alimentos con glutation

Verduras: Los espárragos son especialmente una fuente rica de glutatión. Contiene 26mg de glutatión por cada 100g. La mayoría de las verduras crudas proporcionan este nutriente. Conocemos que la calabaza, con 14mg, el brócoli con 8mg, la patata con 13mg, y los tomates con 11mg. Atención, deben consumirse crudas.

Frutas: Entre las frutas, la sandía es una de las mejores fuentes de glutatión. Cuenta con 28mg por 100g de servicio. Las fresas tienen 12mg, el pomelo 15mg, naranjas 11mg y los melocotones 7mg por 100g de servicio. El aguacate es uno de los que más proporciona con 31mg por 100g.

Frutos secos: Las nueces proporcionan 15mg por 100g de servicio.

Pero no todo está perdido para los que tenemos una dieta tradicional. El pescado, las aves de corral (pollo, pavo, codorniz)  y las carnes rojas: Proporcionan alrededor de 10mg por 100g.

Para obtener estos porcentajes de cisteína y glutation en nuestro cuerpo, debemos consumir estos alimentos en su estado natural, es decir, crudos. La razón es muy sencilla, la cisteína se destruye fácilmente con el calor, por lo que para ganar todas estas proporciones de glutation en cada comida, deberemos consumir generosas porciones.

Glutation para el deporte y la concentración mental

Cuando tenemos los niveles de glutation en nuestro cuerpo, notaremos un aumento de nuestra energía, lo que nos permitirá incrementar el ejercicio. En pacientes en procesos de recuperación, tras consumir las cantidades correctas de glutation, podrán ejercer mejor funciones motoras y ampliar su concentración.

Los pacientes tratados con glutation, han presentado con el tiempo una notable mejora en las funciones mentales y en su capacidad de concentración.

Esto da paso para creer que el glutation puede ayudar en el tratamiento de enfermedades relacionadas con eventos de tipo siquiátrico. Sin embargo, será el profesional el que determine si usa esta vía de tratamiento.

El glutation es un desintoxicante

El glutatión permite la detoxificación de sustancias xenobióticas. El glutatión tiene la capacidad de unirse en el hígado a toxinas liposolubles, como metales pesados, disolventes y algunos pesticidas, estas pasan a ser hidrosolubles para que puedan eliminarse por medio de la orina.

Ello es debido a que molécula de glutatión tiene componentes de azufre. Este azufre forma una sustancia pegajosa que permite a las toxinas adherirse a ella, siendo transportadas a través del organismo hasta que se excretan y eliminan.

Está demostrado que el glutatión es la sustancia que produce la desintoxicación diaria del hígado.

Ciertas enfermedades (como la hepatitis, cirrosis o daños hepáticos por consumo de alcohol) y, sobre todo la propia vejez, provocan que el hígado se sobrecargue y puede sufrir daños impidiendo que se produzca una desintoxicación óptima del organismo.

Un suplemento de glutatión va a favorecer que estas toxinas se eliminen, potenciando así la salud del órgano hepático.

Glutation y el Sistema inmunológico

El glutatión fortalece el sistema inmunológico y refuerza las defensas ante todo tipo de patologías.

El sistema inmunológico se encuentra constantemente “cazando” agentes patógenos y antígenos extraños (virus, bacterias, hongos, parásitos, células pre-cancerígenas, etc.) que pueden provocar daños a las células, toxicidad y diversas enfermedades.

Para eliminar estos patógenos, el organismo necesita tener un adecuado nivel de glutatión ya que actúa como “combustible” para las células defensivas del sistema inmune.

El glutatión promueve la correcta actividad y multiplicación de nuestros linfocitos (células blancas de la sangre). Tras entrar en contacto con el antígeno, los linfocitos deben de multiplicarse muy rápido y sobre todo, de crear anticuerpos e interleucinas y para ello necesitan glutatión.

¿Cómo tomar Glutatión?

Immunotec ha desarrollado una fórmula que ha patentado para hacer que nuestro cuerpo reciba una alta dosis de cisteína y glutation a través de su producto IMMUNOCAL.

El IMMUNOCAL contiene la fórmula adecuada para que cualquier ser humano tras su ingesta, reciba glutation en grandes cantidades.

¿Cuándo puedo tomar Glutation?

Se puede tomar en cualquier momento del día, ya que no es un compuesto de naturaleza lipídica. Sin embargo, algunos dietistas y los propios investigadores médicos, recomiendan consumir estos productos antes de las comidas, especialmente antes del desayuno.

¿Quién puede tomar Glutation?

El glutatión es una sustancia segura, ya que incluso es producida por nuestro organismo a partir de aminoácidos como glicina, ácido glutámico o cisteína. Cualquier edad es la indicada para recurrir a esta clase de nutriente para nuestro cuerpo.

La suplementación con dicho compuesto, puede ser de interés para aquellas personas cuyo sistema inmune se encuentra suprimido, o incluso en aquellos casos donde las reservas de glutation se puedan ver reducidos como la exposición a metales pesados o incluso fármacos.